13 jul. 2009

#2 - Opinión

Somos el futuro: carta abierta a los adultos
Micaela Flores

Los adolescentes de hoy crecemos en un país y en un mundo donde las desigualdades, la enemistad, el odio y por sobre todo la ambición por la riqueza gobiernan. Somos el fruto que todos siembran y nadie riega.

Vivimos en un lugar donde muy pocos tienen proyectos a futuro, todos los días hay una droga nueva, que en menor o mayor grado nos intoxica. Están por todos lados, y a nuestro alcance. Los más afectados: nosotros.

Los noticieros: al parecer su único objetivo es dividir a la población. Lo único que escuchamos son disputas entre el campo y el gobierno. Nos muestran solo robos, muertes, asesinatos, guerras, drogas, inconformismo, paros, cortes, manifestaciones, malarias, desnutrición, etc., etc.

Salimos a la calle con miedo, ningún lugar es verdaderamente seguro.

El pobre es cada vez más pobre y el rico se queja: podría ser aun más rico.

Ningún gobierno ni fue, ni es lo que esperaban; los mayores se viven quejando de cómo estamos. Nosotros que recién estamos tratando de descubrir este mundo loco somos capaces de darnos cuenta que estamos perdiendo el tiempo si esperamos que los demás actúen en nuestro lugar.

La educación y vocación escasea en las escuelas. El gordo, el negro, el pobre, el paralítico, el obeso, el enfermo, son discriminado. No hay respeto ni por los símbolos patrios, ni a los poderes, ni a los monumentos, ni a los ancianos. La mayoría sabe qué es una cuenta en Fotolog o Facebook , pero lejos está de saber quién es el ministro tal. Falta cultura y conocimiento.

Hay miles de guerras y disputas entre las potencias para ver quién es más poderoso, y en esos enfrentamientos miles y miles de víctimas, que al parecer mueren por su patria.

Niños que nacen quemando etapas. Nosotros, adolescentes, con pocos ejemplos y metas a seguir. Padres que no ponen límites a sus hijos.

Esto es algo que vemos a diario, hacer oídos sordos es fácil, apagamos la tele, la radio, cerramos la puerta con llave; pero esto no es lo queremos para nuestro futuro, ni para las generaciones que vienen. Una triste realidad que debemos afrontar todos juntos.

Los adolescentes de hoy solo pedimos un poco de compromiso pensando que todo nace en nosotros. Si nos educan y cultivan conocimiento, cultura, humildad, amor, respeto van a lograr que realmente seamos un futuro con frutos: El futuro.

Esto es lo que somos, lo que lograron formar, esto es lo que tenemos que defender y mejorar.



Micaela Flores es alumna de segundo año de Polimodal del Colegio Caraludmé, Batán.

1 comentario:

Pablo dijo...

Waw.
Muy convincente el artículo, realmnete lso felicito.
Me llamo Pblo y mi blog es http://eltraficantedelinternas.obolog.com
Saludos